sábado, 3 de enero de 2009

Ritual

Me despierta el sentido común al saberme dormida cerca del mediodía, cosa que solo hago los sábados y domingos, ya resucito a horas tempraneras los días de la semana. Ahora, con buena gana, en vez de estar aqui juntando teclas que intenten decir algo,debería estar bajo la ducha junto a Bea, que en este mismo momento, remolonea con el agua, el jabón y distintas marcas de champús. Pero aún ando dormida como para estar a la altura de la situación. Necesito saborear el café, tomarme la pastilla de activación y entonces ya con la armadura puesta puedo sortear los molinos de viento que me depare el día. Nos vamos de compras. Lo odio.

3 comentarios:

Tanais dijo...

Buffff como te entiendo, yo tamb odio ir de compras...acompañada...xq sola me encanta ir, cd me cando me voy y punto jajajajaja

Un abrzo y feliz año nuevo

eva dijo...

Compras, compras,.....en estos días es mortal con cientos de miles de personas argggg.
Yo últimamente también me agobio.
Besos.

dintel dijo...

A disfrutar de las compras que es parte de la vida...