viernes, 2 de enero de 2009

Querer escapar y no saber de qué, querer estar sin mí abrazándome el alma,

dar el alma y sentirla violada.

Un silencio lleno de emociones, emociones vacías de sentimiento.