sábado, 7 de febrero de 2009

¿Cómo vivir en deuda?

Calor, notas el peso de tu supervivencia a tus esapldas mientras empuñas el arma bajo un techo de estrellas perfectamente perfiladas que vigilan tus movimientos lentos, reptando por los entresijos del enemigo. Sólo escuhas tu respiración que se mezcla con el sonido del silencio que palpita en una noche de combate sumergido. Comienzan a colarse visiones, y siento la necesidad de sacarte de este lugar lleno de dolor, de olor a muerte. Quiero irme a casa. Se escucha un disparo, tienes que actuar. Vete por un momento, regresaré, y podré hacerte las mismas promesas que inventaré para atarme contigo en los grilletes del tiempo. Ojalá pudiera improvisar una trinchera donde esconder el miedo que siento al pensar que puede que la muerte se encuentre en el próximo punto que debo de alcanzar antes de que el cronómetro deje de hablar. Siete bajas. El desfile de metralla ilumina la oscuridad, y se contempla un escenario lleno de cntrastes, la belleza de lo humano y el horror del soldado, la naturaleza testigo de la sangre que se derrama por su piel, los cuerpos sin vida sobre la tierra. La mancha de la vida enrojeciendo las rocas, la hojarasca. El viento que produce las aspas del helicóptero descubren nuestros rostros mimetizados que ahora nos miramos, sabemos que sólo uno de nosotros subirá.

Me mata pensar que nunca sabré como agradecértelo.

10 comentarios:

Summer dijo...

Ummm... Definitely you are quite special… I see you as a volcano, ready to explode any time… (in a good way speaking of couse)

MI HISTORIA... dijo...

De la única manera que sabes, viviendo.
Muxux

CentinelAzul dijo...

agradecer es tan dificil! pero solo los gestos que salen del alma llenan todas las expectativas. esplota1

dintel dijo...

Sentirse agradecido no sirve de nada?

amparo jimenez dijo...

A mi me conmueve cada cosa que escribes, me siento muy cercana a tus pensamientos.
Agradecer es tan difícil.....
Pero tú, como yo, aunque sea escribiendo ya lo hacemos.
Un abrzo

^lunatika que entiende^ dijo...

Yo no sé qué leches me pasa con tu blog que no me llegan las actualizaciones X(...
Me llegan todas a destiempo...
En fin.. Que por aquí seguimos...

Animo, que la vida es una lucha constante... ;)

Nunca dejes de sonreír dijo...

Ais!-...., que no me llega tus actualizaciones!!!; snif sniff!!.., ;

Sinceramente me ha gustado este post,ahora bien, ¿agradecérselo?, pues soy de esas que piensa que no se puede pagar (agradecer) lo impagable, asi que lo que si puedes hacer, es no dejar de ser como eres,y seguir viviendo como hasta ahora...

Un saludo

Electra dijo...

No pienses que no te leo, Border, es que eres demasiado profunda para mí y siempre me dejas sin palabras.

Ha de ser genial saber expresar así los sentimientos, ¡no sabes cómo te envidio!

Mi Enemiga dijo...

Dar las gracias ¿Sirve de algo? Si las palabras se las lleva el viento...

Mi Enemiga dijo...

Él dijo algo parecido. "Amor, se llama. O eso creo. Nunca se me dio bien ponerle nombre a las cosas". Gracias :)