miércoles, 3 de diciembre de 2008

Abandonada

Este fin de semana me quedo sola e incompuesta en la guarida, sin más empresa que cuidar de los churumbeles (los canes) y al doloroso placer de la vangancia, vuelta y vuelta en el sofá.
Tengo un par de libros para la ocasión y un atajo a la nevera. Pienso ponerme el uniforme de stand-by y considerarme huérfana de novia. Menudo castigo.

5 comentarios:

Laura dijo...

Bonito blog, te he estado leyendo y me ha gustado lo que he podido leer, me ha encnatado la carta del borderline, aunque ya la había leído en algún otro sitio! Un besazo y a disfrutar de este puente en la mejor compañia, la de ti misma!! muaksssss

Una más dijo...

curioso verdad, que a veces el placer de la vagancia sea doloroso? no tener ganas de hacer nada, pero a la vez sentarte fatal no hacerlo.........
no saber lo que se quiere

club dijo...

venga, venga... menos lloriqueos, que echar de menos a la novia de vez en cuando tampoco viene mal!

Monotributo dijo...

se juntaran los vientos para reflotar de los mares a aquellos barcos piratas buscadores de grandes tesoros ..para encontrar el nuestro.. el mas valioso..el que escondimos y cerramos en compromiso de amarnos...solo hay una llave ..invisible al ojo ajeno y brillante al nuestro...descanza mi reina nuestro secreto esta a salvo....toma pá' vo..y pensar que tengo unos millones mas para regalarte MUÑECA..expreso el genio es decir YO

eva dijo...

Ya veo ya,.......sola pero tú aguanta en el fuerte comanche.
¡Ánimo!!!! xDDDD
uN BESO